Submit your work, meet writers and drop the ads. Become a member
 
Krusty Aranda Feb 2019
Al amor que rompí... Rompiste... ¡Rompimos!

Construímos cerros y derribamos montañas
Pedradas,
o balas,
hirientes medallas de honor clavándose en la fresca carne de mi pecho
Brota la hirviente sangre, gota por gota, manchando el uniforme que porto con orgullo
Intacto orgullo
Mentiras y miedo
Fachadas pulcras ocultan el deshecho interior
Cobarde
Egoísta petición haces... Yo cumplo

Elevamos puentes para cruzar estrechos
Palabras que el viento se lleva,
convierte en huracán
y azota de nuevo en mi contra
En mi oído el estruendo del trueno que se estrella en mi mente
Desbalance químico
Apatía total

Te levanto para volverte a tirar
Me tiras para volverme a levantar
Levantamos la voz y el corazón por los suelos
recogiendo el polvo de la planta de nuestros pies
descalzos
callosos de tanto andar sobre cristales, clavos, carbones vivos
Vivos, y nosotros muertos

Al amor que rompí... Rompiste... ¡Rompimos!
A ese amor imploro
dame vida una vez más
Krusty Aranda Jun 2018
A donde sea que voltee, veo amor
En cada rincón de la ciudad,
lo escucho en las canciones,
lo leo en la poesía,
lo veo en los ojos de las personas

Por mucho tiempo busqué el amor,
sin dirección,
sin un propósito,
sin saber siquiera qué era lo que esperaba encontrar,
lo que era el amor
No puedo negar que lo he encontrado, en varias formas,
de distintas personas,
en cantidades diferentes e intensidades variantes

Pero el amor no es algo que se encuentra
El amor se construye,
se cultiva con cuidado y cariño,
para, cuando este haya madurado,
cosechar el fruto obtenido
y poderlo compartir con otros

A donde sea que voltee, veo amor
y es que he comprendido que el amor vive en mi
Yo soy amor!
y no hago más que ver el reflejo de mi en otros,
el reflejo de la esencia que me llena y me da vida
Un corazón latiente, bombeando felicidad a través de mis venas
Con cada nueva herida, sangro nuevo amor
comprensión de mis semejantes,
de mis circunstancias,
de mi mismo

Por mucho tiempo busqué el amor,
y hoy, por fin me encontré
Krusty Aranda Jun 2018
Pensando en quienes se han ido antes que yo, me encuentro volteando al cielo, buscando el lugar en el cual por fin descansan.
¿Pero cuál es este lugar?
¿Es realmente el cielo como nos ha dictado la religión?
Y si no lo es, ¿por qué volteo hacia él cuando yo mismo no tengo religión?

No volteo al cielo buscando el paraíso prometido por Dios a aquellos hombres de noble corazón y fe inquebrantable.
En el cielo busco aquel plano existencial al que nosotros, los vivos, no tenemos acceso ni tendremos nunca.

En la infinidad del azul encuentro la esencia inagotable de las almas que llenan mi ambiente interior de paz,
de amor,
de inspiración,
de magnificencia y maravilla por las vidas que han dejado atrás
y sus contribuciones a la mía propia y a las de otros.

En las nubes veo sus rostros,
su arte,
su humor dibujando nuevas sonrisas en mi.

De noche veo en las estrellas el brillo de sus mentes,
el destello en sus ojos,
la luz que rompía en mil a la oscuridad,
y en la luna veo la compañía que nos dejan en las noches,
la protección del mal que acecha por cada esquina,
la mirada preocupada del padre cuyo hijo no ha vuelto a casa, buscándolo en la oscuridad de su habitación.

El cielo pierde su divinidad para dar paso al amor,
a la gente cuya vida no acaba más allá de la muerte,
la gente cuya vida resuena en nosotros,
en nuestras acciones,
nuestras palabras,
nuestras ideas y pensamientos,
recuerdos,
sonrisas,
lágrimas.

La gente cuyo cuerpo no está más,
pero vive aún con nosotros.
Krusty Aranda Apr 2018
I can't find my motivation again...

I feel the pull of my bed drag me towards it like I'm a discarded piece of metal subjected to the power of an industrial magnet, waiting to be put on the compactor and meet my clautrophobic end

I can't remember where I left my smile last night
I put it on my night stand, I'm sure... or did I?
Drunkeness forbids me from forming a coherent thought about the laughter I vaguely remember, or if it ever existed

I spit out the blood in my mouth from the grinding of my teeth like a rusty, old hinge that can hardly move to open the cage in which I imprisoned my own happiness

My arms can't seem to hold on tight enough to life, at least not today
I can feel the dread in my thoughts constantly taunt me, poking at every one of my imperfections, shouting at my low self esteem, and my guilt choking me to the point of unconsciousness, because I oppose not

The words I vomited along with all the beer, still stain my clothes and my skin, reminding me of the hangover to come
I will hate myself for having done so, and I will promise myself to never drink or love again

But that's a promise I never keep
Krusty Aranda Apr 2018
Sal
Si la lluvia cae desde las negras nubes hasta el verde césped, creando un nexo entre el cielo y la tierra, amantes distantes y enemigos cercanos destinados a compartir una misma existencia, ¿por qué no podemos tú y yo?

Las palabras que no he dicho se agolpan en mi pecho y me abultan la garganta, pero no las libero, trago saliva y las envío a la ***** de mis dedos, desde donde explotan en el papel y dejan un rastro de sangre, a veces negra, a veces azul. Una escena de un crimen con un único sospechoso: mi corazón, el cual llevo siempre caminando a mi lado y detrás mío, ignorando sus avisos hasta que se detiene, se ancla en un lugar e irrumpe en mis pensamientos nublando mi juicio, alterando mi razón, destruyendo mi consciencia.
Grito en silencio mientras te veo reír. El estruendo de tu alegría enmascara mi desdicha, y casi lo prefiero así.
Eres el secreto que no logro mantener. El cristal oscuro detrás del cual me escondo sin darme cuenta de la transparencia de mis miradas, de mis risas, de mis manos. Eres el perfume de mis sábanas, la colilla de cigarro aún encendida que inicia el incendio involuntario que consume mi interior. Eres vida y eres muerte, y el suicidio que cometo a diario voluntaria y egoístamente. El arma homicida yace en tus labios, en tus brazos, en tu piel y en el pecaminoso pensar del cual soy víctima.

¿Cómo es entonces que te debo olvidar? Las espinas no sueltan mi espíritu decaído. Las llagas en mi piel no sanan si les echas de nuevo sal, pero sálame la vida, pues tu fiel seguidor soy.
Krusty Aranda Apr 2018
I'm looking for that coincidence
that will lead me to knowing you

A "people you may know" appearance on my facebook profile

A fateful encounter at the same bar I've been going to every night for the past three weeks in hopes of seeing you again

A random chance of bumping into you on the streets in your home town, which I wander endlessly at night, carrying a mere tinder of longing to see you walk by

A strike of luck that we may share a four hour long bus ride, seats next to each other, and I promise this time I will talk to you instead of awkwardly trying to catch a glimpse of you while you looked away

I'm looking for that coincidence
that will lead me to knowing you,
because I'm too much of a mess to go and look out for you
Krusty Aranda Mar 2018
As I walk back home from a stressful day at school, I can't help but recognize the heavy steps I've taken through the same old, claustrophobia inducing,
routine making street for the past three years.

It's so peaceful and quiet,
unlike my mind,
which erupts in strenduous racket at the sight of sanity,
even if it's a mere glimpse at it.

I want to break the silence and scream,
but as soon as I do, this dead street will come back to life;
cars won't stop passing by,
old ladies will rush to the front door, and try to take a look at what's going on,
dogs will start to bark,
which will scare the cats,
who will make the neighbours yell at them to leave their houses...

I wish to feel this alive.

I want my heart to beat like a drumkit being smashed on by John Bonham
I want my lungs to fill with air, and float away into the cloudy night sky
I want my voice to sing like Freddie Mercury in the morning,
like Whitney Houston at noon,
and like James Hetfiled at night,
all on my own.

I want my hands to hold on to my mother and father in the wake of my departure.
I'm not ready to leave them yet.

I want my head to stay quiet,
my mind to stop working,
my memories to fade out,
and my anxiety to consume all.

People think psychologists know all the answers,
that we can't
or won't
or shouldn't get angry,
sad,
anxious,
joyous,
euphoric,
suicidal,
depressed,
lonely...

We are still humans,
and we have it worse than anyone else.

Every single person has their own demons,
but we can call them by name.
Next page