Submit your work, meet writers and drop the ads. Become a member
 
Gonzalitu Jan 29
In this unversal world, each shall have their place.
There's small and big, close and distant people. Ones are solid and hard, while others gaseous and malleable.
Some have enough energy to shine and give warmth to those who orbit them.
Others, are fugitives: the endeavouring errants.
There's those which will fill their surroundings of colourful dust, as well as those which will brightly shine for just a night waiting to be seen by the awake ones.

Blinding with a flash is a way to go, however, getting lost in the dark or dying in the lonely company of the ring is equally valid.

When in groups, stellar bodies behave on a particular manner.
We' ll find closed clusters, whose members are slowly turning off unnoticed.

On the other hand of infinity, there are open clusters, populated with the youngest and most brilliant generations.

As a galaxy we have a shared destiny.
Regardless of our spacial fauna, we all come from the same chaos and death remainings.
Even more mutual will be our entropic ending.

These bodies atract and orbit each other in order to always have their backs. On couples, the exchange energy, warmth and light.

It will be one day when a human finally sees them aligned.
A mixture of my two passions.
Hope you don't get annoyed by some scientific misassumptions
Gonzalitu Mar 2019
Fluctuaba el brillo anaranjado del tubular fuego en mi mano, fluctuaba con y como el viento, que a bocanadas soplaba como mis entrañas ese blanco residual. Cada ráfaga hacía pitar cada orificio por el que se escurría, como el huma vicioso al pitar, consumiendo la llama, hasta quemar las yemas. El extremo fogoso parecía ser empujado por dos fuerzas: el viento, y mis ganas de ahogarme hasta marearme. Esa misma *****, se desquebrajaba y hacía parte del tiempo cada vez más rápido. La piedra caliza que ese animal escupía se acumulaba de lado de mis pies, aparentemenate áspera y rígida, pero a una distracción de hacerse el más fino polvo.

Su  relieve rocoso, permeado por surcos me dejó caer en aquel paisaje desolado. Desterrado de tus caminos, lagos, cerros y valles. Desearía cambiar toda la nieve a mi alrededor por sofocarme nuevamente en tu calor. Poder hacerme uno con el sol, y aliviarme con la brisa marina, viento.

Viento que ya no alivia, y en cambio aviva el calor nuestra llama, quema los dedos, quema el alma.
Nuevamente catársis.
Gonzalitu May 2018
En este mundo universal,
cada uno tendrá su espacio.

Hay personas pequeñas y grandes,
cercanas y distantes.
Las hay sólidas e inalterables,
como gaseosas y maleables.
Hay quienes que por su energía,
brillan con luz propia y
acogen a quienes las rodean.
Como también existen fugitivos:
los desprotegidos errantes.

Otros, cubrirán con sus polvos de colores
a todo lo que les rodea.
Mientras que otros, fulgurarán sólo una noche,
para quienes despiertos los vean.

Ensordecer con un destello es un final,
pero desaparecerse en lo oscuro,
o morir en el olvido del anillo,
también es válido.

En grupo, los astros
se comportan particularmente.
Veremos cúmulos que cerrados, sus miembros,
apagándose esperan la muerte.
En el otro extremo, aquellos abiertos,
son las nuevas y más brillantes generaciones.

Como galaxia, tenemos un objetivo (y) final
compartido.
Más allá de nuestra fauna, provenimos
del mismo caos inicial y residuos de estrellas antepasadas.
Aún más común será nuestro entrópico final.

Los cuerpos se atraen y orbitan,
para siempre tenerse a la vuelta.
De a pares, intercambian energía,
se calientan e iluminan.
Será un día que alineados,
algún humano los observaría.
A mixture of my two passions.
Hope you don't get annoyed by some scientific misassumptions.
Gonzalitu Apr 2018
Tengo que soltar, lo que me hace mal, acá.
No voy a extrañar, lo que deje atrás, acá.
Si es una señal, la voy a buscar, allá.
Porque no hace falta dormir, para soñar.

Si quieres venir, te voy a llevar, allá.
Prepara las valijas, porque si no será un ¨Jamás¨.
No quedés atrás, debes continuar, hay más allá.
Pero, aquí dentro, te quedarás.
Gonzalitu Apr 2018
Le soleil se lève
Dans la ville.
Ô, ma vie c'est une rêve,
Avec toi, du sol je me soulève.
Gonzalitu Mar 2018
Nuestro corazón es músculo.
Por más que esté ya tieso o flojo.
Uno lo tiene dentro suyo,
y hace grande al de los otros.

¿Hace cuánto no lo ejercitas?
Emblandecer un corazón apagado.
¿Recuerdas tu primera cita?
Terminas, dolor y agotado.

Has pensado en abandonarlo
Pero día a día, se sana.
El corazón inanimado,
ahora vivo, siente y ama.

El ejercicio ya es costumbre.
Rutina de amor, la jornada.
Siempre mágico, nunca aburre.
No para, corazón, se agranda.

El que una vez roto y solo.
Callado, oculto y en desuso.
Ahora, inmenso, fuerte y rojo.
Gracias a usted, que se antepuso.
Gonzalitu Mar 2018
Tiranos momentos, se encuentran tan lejos.
Gobiernan las vistas, gobiernan lo nuestro.
Difuso y añejo, de tu rostro, el recuerdo.
Ya pocos y fríos son nuestros encuentros.

Tirano es el tiempo, te mueves tan recto.
Inalterable, ni con el mejor beso.
Te esfumas, te aprieto, te escurres de nuevo.
Por favor, sólo este instante deseo.

Y ella, pospone la visita, a mí, enfermo.
Por simples deberes.
Compromisos, trabajos o  paseos.

Nuestra despedida, desatada nos viene.
Aprovecha, estoy todavía despierto.
Hay algo que aún no comprendes.
Lo mio por ti, no es eterno.

Estoy aquí, aguardando el llamado.
Ven cuanto antes, que te quiero.
Te espero, te espero escribiendo.
A way too personal reflection about shared time.
Next page